entrenador pesrsonal

Entrenamiento deportivo: El arte de entrenar

maratonSin planificación, no hay entrenamiento”. Bajo esta afirmación intentaré explicar desde mi experiencia y formación, lo importante que es para cualquier tipo de deportista (ocasional o profesional) seguir un orden y evolución en el proceso de entrenamiento deportivo.

 

El primer punto a tener en cuenta en cualquier proceso de preparación física es la concienciación de que la actividad física impacta de lleno en la salud, de manera positiva si se hace como se debe, sino podemos estar incurriendo en una involución.

 

Hay tantos tipos de deportistas como personas existen, puesto que cada cuerpo es distinto, asimila y responde a los estímulos que se proponen de manera diferente. Por ello, comenzaré explicando claramente que, en los procesos de entrenamiento deportivo hay muchas maneras válidas de llegar al mismo resultado, si bien no podremos evaluar como buena o mala a muchas de ellas y si como acertada o menos acertada. No existen fórmulas infalibles, no hay un mismo planning para dos personas distintas, hay individualización, evaluación continua, mucha comunicación y una pizca de intuición.

 

Un entrenador debe:

– Conocer el deporte

– Conocer al deportista

– Ser experto en procesos de adaptación (prescribir el entrenamiento y evaluar su efecto)

– Conocer los métodos de entrenamiento deportivo

– Conocer la planificación de cargas

– Usar métodos de control

– …

 

Con estos parámetros podemos empezar a realizar un trabajo serio, minucioso y coherente. Cualquier persona con un mínimo acercamiento a la actividad física esta harto de escuchar términos como: aeróbico, sobre-entrenamiento, capacidades físicas básicas, lactato, VO2, hiit y un largo etcétera, todos estos conceptos deben ser ordenados por un profesional.

 

entrenamiento deportivoEn este punto intentaremos definir la figura del entrenador, “creer que alguien sin estudios, pero con buena condición física puede asesorarte en actividad física, es como creer alguien sin estudios pero con buena dentadura, puede ser tu odontólogo” , es decir, tener buen nivel deportivo, no implica tener capacidad para asesorarte en este campo. La sabiduría consta de la experiencia y el conocimiento, y justamente estas dos premisas deben ser las que tenga cualquier entrenador, además, deben ser dinámicas, es decir, estar en formación constante y realizar actividad física, son factores claves para poder desarrollar un trabajo eficiente.

 

Algunos otros atributos más que debe tener un preparador completo son: conocimiento de la tecnología, nutrición, biomecánica, empatía, comunicación con el deportista, psicología, prevención de lesiones, control de la carga, puesta a punto, técnica y estrategia, es obvio que no hay ninguna persona que reúna todas estas cualidades, por lo tanto cualquier profesional que se precie, debe estar en constante sinergias con colegas de profesión para poder abordar todos y cada uno de los aspectos antes mencionados.

 

Una vez bien definida la figura del entrenador, buscaremos cuales son los principios básicos del entrenamiento deportivo: continuidad, progresión y sobrecarga, son conceptos aparentemente sencillos pero que lo engloban todo, están relacionados los tres de manera trasversal pero cada uno tiene su aportación al proceso. Por último, mencionaré parte de los modelos de entrenamiento, tradicional, contemporáneo, polarizado o cargas concentradas son algunos de ellos, todos ellos se dividirán a su vez en ciclos y dependerán del nivel deportista, el momento de la temporada y los objetivos. Definir un objetivo puede ser la clave para que la preparación llegue a buen o puerto o no, entrenador y deportista tienen que estar 100% seguros de que la elección es la adecuada, ésta ha ser alcanzable, pero a la vez suponer un reto y debe ser medible.

 

En este punto llegamos al verdadero actor de todo este entramado, el deportista, y comienzo lanzando una pregunta, ¿Qué tanto por cierto del éxito es del entrenador y cuál del deportista? Es decir, un deportista que consigue su objetivo (sobre todo en el ámbito profesional) lo consigue gracias a lo que hace/hizo o a pesar de ello. Además de todo lo mencionado anteriormente, cualquier deportista tiene un ambiente a su alrededor (familia, trabajo, amigos, relaciones personales……..) todo ello debe estar equilibrado si queremos conseguir un rendimiento adecuado, el porqué, es sencillo, la cabeza es capaz de convertir cualquier resultado en negativo o positivo según la capacidad de ponerlo en perspectiva que se tenga, es decir, será muy difícil, por no decir imposible, medir de manera tangible el impacto total de una preparación, teniendo en cuenta todos los factores antes mencionados que cualquier persona tiene en su día a día.

 

Aprovecho este momento, con toda la complejidad que el tema tiene, para realizar una división que me parece básica, no es lo mismo entrenar a una mujer que a un hombre, y con esto quiero dejar claro que no es mejor o peor, sino diferente, uno de los entrenadores referencia en el ámbito femenino es Alberto García Bataller y acostumbra a decir que una mujer son 4 deportistas distintos en cada mes, a mi modo de entender tiene razón, todo gira entorno a la menstruación, ya desde la adolescencia, en la cual ellas desarrollan las capacidades con mayor precocidad que lo hombres, comienzan las diferencias, por ello, afirmo que entrenar a una mujer y entrenar a un hombre aunque sean similares en edades, capacidades y disciplina deportiva es distinto.

 

Intentando resumir todo el contenido y queriendo simplificar un proceso a mi modo de ver complejo pero muy motivador, en cualquier proceso de entrenamiento deportivo, se debe ir de los general a lo especifico, comenzando por generar una base solida en las capacidades físicas básicas y a partir de ahí, evolucionar dependiendo del deportista y las condiciones, hacia el objetivo que se busque, todo ello, supervisado por un profesional y siempre teniendo en cuenta que nuestro es cuerpo es nuestro mejor activo, y la actividad física es la herramienta principal de la que disponemos para hacerlo mas resistente y duradero.

 

Sea cual sea tu objetivo a nivel personal o profesional te invitamos a probar nuestro servicio de entrenamiento individual o la escuela de corredores Tri4Fit Runners con los que sin duda te ayudaremos a lograrlos. Infórmate sin compromiso.